• Asesoramiento Sexológico:  Este tipo de intervención consiste en algunas sesiones en las que se da orientación o información relativa a exploración de la propia sexualidad, dificultades o dudas que el cliente tiene en el área sexual, pero que no tienen por qué ser disfunciones sexuales propiamente dichas. Son intervenciones más cortas y menos dirigidas que una terapia.

  • Terapia Sexual:  Cuando la problemática es mayor, más persistente o se presenta una disfunción sexual clara, entonces recurrimos a la Terapia Sexual, que consiste en una serie de técnicas y pautas prescritas por el terapeuta y que el cliente o la pareja han de cumplir y revisar para progresivamente ir consiguiendo la mejoría que se busca. Al tratarse de una terapia, implica un proceso, un seguimiento y mayor directividad por parte del terapeuta. Las disfunciones más comunes por las que se suele consultar son: Deseo sexual bajo o falta de de deseo sexual, problemas de erección, eyaculación precoz, falta de orgasmo, dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia)... La terapia sexual es una medida que funciona. Se trata de técnicas que cuentan con alta eficacia siempre que exista implicación y compromiso en el proceso.
     

  • Crecimiento erótico: En este caso, partimos de la necesidad de mejorar o enriquecer la sexualidad propia o de la pareja, mejorar la  comunicación en el área sexual, escapando así de la rutina o de una sexualidad que pueda haberse convertido en algo monótono o sobre lo que se quiera explorar más. 

Si quieres trabajar en alguno de los aspectos anteriores y para ello buscas una terapeuta sexual o sexóloga en Majadahonda  o Madrid, has elegido el lugar adecuado.

© 2014 by alejandra mencias. Proudly created with Wix.com

SÍGUEME EN

  • Twitter App Icon
  • Icono de la aplicación de Facebook